El derecho animal y la reforma del Código Penal

Hará unas dos semanas asistí por primera vez a un curso de derecho animal, impartido en el ICAV, por la gran especialista Raquel López Teruel, que tiene en Murcia un despacho especializado únicamente en esta rama del derecho, por cierto cada vez más en auge.

Sinceramente, cuando vi anunciado este curso, nunca imaginé el éxito que tuvo, la cantidad de gente interesada en esta compleja rama(lo es, aunque pueda no parecerlo), y sobre todo, la infinidad de casos de derecho animal que cada vez más, se presentan en nuestro día a día.

Escribo este post, además de por estar íntimamente ligado con el derecho penal, para exponer el paulatino cambio que afortunadamente está sufriendo la legislación que protege el derecho de los animales; pero sobre todo, para animar a las personas a que denuncien los casos que conozcan de maltrato o abandono animal.

Pues bien, desgraciadamente para los amantes de los animales como pueda serlo yo, siempre se ha hablado de una “cosificación de los animales”. Esto quiere decir que, a ojos de la ley, son considerados como cosas, como bienes muebles. No obstante, desde el año 2009, los animales son definidos en el Tratado de Lisboa como “seres sintientes”.

Así pues, desde la última reforma de nuestro Código Penal, se ha dado un pequeño paso hacia la defensa de los animales. Sin ir más lejos, respecto al abandono animal, estamos ante un nuevo DELITO tipificado en el artículo 337 bis del Código Penal. Antes constituía simplemente una falta, y prescribía a los 6 meses. Actualmente, constituye un delito, y prescribe al año.
Es importante que sepamos que el abandono animal es un delito público. ¿Qué quiere decir esto? Esto quiere decir que, absolutamente cualquier ciudadano que tenga constancia de que se ha producido un abandono animal, podrá y deberá ir a denunciarlo.

Debemos saber que los delitos contra los animales que expone el Código Penal son los siguientes:

Artículo 336: Envenenamiento y métodos de caza no selectiva
Artículo 337: Maltrato animal
Artículo 337 bis: Abandono animal

Pues bien, respecto al maltrato animal, es necesario aclarar que puede ser tanto maltrato físico como psíquico. Puede que, a primera vista, pueda parecernos imposible plantear la acusación de que un animal ha sufrido un daño psíquico. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Por supuesto que podremos alegar ese tipo de daño, siempre y cuando lo acreditemos con suficiente carga probatoria. ¿Qué prueba es clave en los casos de maltrato animal? La prueba más importante que deberemos conseguir es una pericial veterinaria.
Es crucial saber que deberemos servirnos de absolutamente todo lo que tengamos a nuestro alcance para forjar una carga probatoria suficiente: fotos, informes periciales, informes veterinarios, o in extremis de adiestradores, etólogos… lo que sea.

Con la reforma del Código Penal, se han añadido dos nuevas agravantes: en el 337.2 CP queda expuesto que las penas se impondrán en su mitad superior en los siguientes casos:

1.- Cuando algún menor se halle presente
2.- Ensañamiento
3.- Uso de objetos, armas, que causen mayor sufrimiento al animal
4.- Si el animal sufre la pérdida de algún órgano

Y, la segunda nueva agravante, contenida en el art. 337.3, se aplicará si el animal, como resultado del maltrato, fallece (6 a 18 meses de prisión).

Yo, como abogada, lógicamente pediría el máximo de pena. No obstante, prácticamente nunca se concede, aunque ahora ya estamos viendo los primeros casos de pena de prisión por maltrato animal. Pero, no debemos afligirnos, puesto que se pueden aplicar otra serie de medidas muy reconfortantes aparte de prisión o multa, como las siguientes: “ la pena de inhabilitación especial de tres meses a un año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales”.

La prohibición de tenencia de animales es extremadamente importante. No obstante, hasta que se dicte la sentencia que dicte dicha prohibición, pueden pasar años. ¿Qué ocurre entonces con los animales que están siendo maltratados durante esos 2 o 3 años?
Pues bien, debemos saber que podremos y deberemos solicitar lo que se denomina como “medidas cautelares”. Las medidas cautelares sirven para que durante la duración del procedimiento, se dicten resoluciones urgentes que impidan a los presuntos maltratadores, tener animales hasta que el procedimiento finalice.  

Por primera vez en España, y de la mano del despacho DeAnimals, se ha acordado por un juzgado una MEDIDA CAUTELAR O URGENTE en la que se prohibió la tenencia de animales durante todo el tiempo que dure el procedimiento judicial (Caso Bullas).

Es importante que sepamos que somos nosotros, los abogados, los que deberemos solicitar dichas medidas cautelares. No se podrán aplicar si no las solicitamos.

Espero que este primer caso de aplicación de una medida cautelar en un caso de maltrato animal en España, nos sirva para aprender que este tipo de medidas son necesarias, y que cada vez más, deberemos solicitarlas. Os animo a no conformarnos con una condena por maltrato animal, si no que, debemos hacer lo posible para lograr que se nos concedan este tipo de medidas, sin duda todavía nacientes en esta rama del derecho, para que poco a poco, se vayan abriendo camino y tomando así  la fuerza necesaria para luchar contra los delitos contra los animales.

ACE.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s