Un peculiar caso de “non bis in idem”.

El caso que voy a narrar, trata de un delito de incendio con lesiones y creo que es interesante, por la posible aplicación de este principio del que tanto oímos hablar: el de “non bis in idem”.

Como bien sabemos, este principio consiste en la prohibición de que un mismo hecho resulte sancionado más de una vez; es decir, supone que no se imponga una duplicidad de sanciones.

Pues bien, procederé ahora a relatar brevemente el caso :

El acusado, tras ser conocedor de que le iban a embargar la vivienda a su madre, se dirigió a una joyería y con la intención de obtener un inmediato beneficio patrimonial, y cubriendo su rostro con unas gafas, una gorra y una peluca con el fin de evitar ser descubierto, se introdujo en él, una vez en su interior se dirigió a la ventanilla donde se encontraba un empleado, y, le dijo : “Me van a desahuciar, o me das todo el dinero o te prendo fuego” a la vez que arrojaba la gasolina que tenía en una botella provista de una manguera que introdujo en la ventanilla. A continuación, le mostró un mechero encendido, y prendió fuego a la citada ventanilla propagándose el fuego al resto del establecimiento, razón por las que el empleado no pudo cumplir con las exigencias del acusado, ni éste alcanzar el fin perseguido.

Como resultado del incendio, el empleado sufrió numerosas lesiones y el daño que se causó al establecimiento fue tasado alrededor de 12.000€.

Lo interesante comienza aquí:

La Sentencia condena al procesado por un delito intentado de robo con violencia agravado por uso de instrumento peligroso ( gasolina y mechero) (art. 242.3 CP) y además por un delito consumado de lesiones agravado también por uso de instrumento peligroso (fuego) (art. 148.1 CP).

Ante esta STC, la defensa presenta un recurso de casación especialmente interesante que plantea que se ha infringido el principio “non bis in idem”. Se sostiene que se está castigando (como agravante) dos veces el uso del instrumento peligroso, con vulneración del referido principio constitucional.

La Sentencia recurrida condena al acusado como autor de dos delitos: uno intentado de robo y otro de lesiones. En ambos delitos la Sentencia estima la concurrencia de la circunstancia de agravación específica de la utilización de instrumento peligroso: la gasolina y el mechero que acaban causando el incendio y las quemaduras de la víctima.

En mi opinión, creo que se debería haber aplicado en todo caso el art. 147 CP, en lugar del art. 148 CP para evitar que se vulnerase la prohibición constitucional de “bis in idem”.

Así pues, según el Tribunal Constitucional, el principio “non bis in idem” está reconocido implícitamente en el art. 25 CE. Y, en su vertiente material,tiene un doble fundamento: en el principio de legalidad (el doble castigo no está contemplado en la ley) y también en el principio de proporcionalidad en sentido amplio (el doble castigo es “excesivo” e “innecesario”). ( STC 2/03, FJ 69).

El fundamento de ambas agravaciones (la del art. 242.3 CP y la del art. 148.1 CP) es el mayor peligro que existe para la vida y salud del sujeto pasivo si durante el hecho (robo o agresión) se utilizan armas o tales instrumentos. En ambos casos la norma exige la “utilización” del instrumento peligroso y que ello implique un riesgo para la vida o salud de la víctima. Así pues, tal y como menciona la STS 568/09, “en el fondo, la ratio agravatoria es la misma” en ambos preceptos.

Desde esa perspectiva, la aplicación simultánea de la agravación por “uso de instrumento peligroso” tanto en el robo como en las lesiones, implica castigar dos veces ( o sea, duplicar la agravación) por razón de un único e idéntico peligro para la misma víctima.

La STS 1164/97 afirmó además que “es evidente que una utilización doble del uso o utilización de las mismas armas no puede ser tenida dos veces en consideración para entender que en los hechos han concurrido ambas figuras agravadas por ser ello contrario al principio “non bis in idem”, que no permite una duplicidad de sanción cuando existan identidad de sujeto, hechos y fundamentales”.

Aun así, el recurso de casación fue desestimado. A pesar de ello, sigo pensando personalmente que, en efecto, tal y como planteaba esta defensa, concurrió la infracción del “non bis in idem”.

ACE.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s